Mechanichs Collab:El Obelisco Negro

From El Compendio de Vilia
Jump to: navigation, search

El Obelisco Negro se podría definir como un extraño obelisco de pequeño tamaño, que flota en algunos lugares específicos y da visiones perturbadoras a todo aquel que lo toque.


Descripción física:

El Obelisco mide en torno a 60 centímetros de altura y tiene el grosor del brazo de un kender. Esta hecho de obsidiana negra que sorprendentemente está pulida y en consecuencia las aristas de sus cuatro lados no son cortantes. Esta obsidiana es tan pura que se puede ver a través del obelisco y puede dejar pasar la luz. Cuando flota, el obelisco rota sobre sí mismo.

Poderes y habilidades:

El Obelisco es capaz de hacer ver el pasado o el presente a aquel que lo toque directamente con la piel desnuda. Las imágenes que vea el individuo dependen del sitio donde se encuentre el obelisco, así como de los intereses personales del individuo. (por ejemplo, si se tiene intrigas sobre el pasado del sitio en cuestión, el obelisco mostrará imágenes del pasado, mientras que si se tienen intrigas sobre los acontecimientos del presente este mostrará imágenes relacionadas con dichos acontecimientos)

Esta habilidad solo funciona mientras el Obelisco flota. Para que esto suceda, el obelisco tiene que estar en un sitio donde se hayan liberado potentes energías mágicas (por ejemplo en Uzhmeshizar, los Colmillos o Cartago) Esto hace también que el Obelisco sea una suerte de varita de zahorí para la detección de magia.

Historia:

El Obelisco Negro fue creado en las entrañas de la guarida de El Último Augur, junto con Androlus, quien fue convocado por él para ofrecerle leer una parte del Libro de las Siete Noches. Tras la lectura y ascensión de este último, ambos lectores del libro empezaron a trazar su plan para adoctrinar a más gente en el conocimiento que suponían los verdaderos dioses de este mundo. El Último Augur lo tenía fácil, pues su mente era capaz de mostrar la verdad por si sola u obligar a verla, pero para Androlus, quien no era capaz de usar la psiónica era más difícil.

Por esto los dos ascendidos crearon el Obelisco Negro, un pequeño obelisco de obsidiana capaz de mostrar el pasado y el presente, la Verdad, a todo aquel que lo tocase.

Nada más terminar su creación, Androlus volvió a los Colmillos con el objeto. Tras colocarlo por primera vez en la antigua biblioteca de Quart Hadast fue el momento en el cual irrumpieron sus hijos, Insillien y Vaehldria. Estos últimos, tras la intensa lucha con su padre en la cual salieron victoriosos, dejaron el obelisco en Quart Hadast a modo de advertencia, pues el tocarlo mostraría lo que sucedió en los Colmillos el día de la Separación.

Lo que no esperaban Vaehldria e Insillien era que 1450 años después llegarían humanos a las islas acantiladas y que estos liberarían a Androlus a pesar de tocar el Obelisco. Tras los sucesos acaecidos por la llegada de El Corcel de la Niebla (el barco en el que iban los humanos) el obelisco fue llevado a Cartago por Kurt Aegenfiel, quien lo uso para mostrar la Verdad a diversos humanos (como el jefe de la guardia Gus Tideson) Tras el incendio de la casa de la esquina (casa de Cartago donde se hospedaba Kurt) el obelisco fue recuperado por Smitty, Guert y Karim, quienes lo llevaron al templo de Marmain, donde el objeto empezó a flotar. Actualmente se encuentra emparedado en una de las celdas.